Niños con déficit de atención: ¿Cómo actuar?

Los niños con TDA-H no son más vagos que el resto de los niños   El concepto de dificultades de aprendizaje (DA) es muy amplio y abarca cualquier dificultad notable que un niño encuentra para seguir el ritmo de aprender de sus compañeros de edad. Esta dificultad puede manifestarse en un área o campo determinado: lectura, escritura, cálculo, lenguaje… Cuando un niño sufre un trastorno de déficit de atención con o sin hiperactividad hay que tener bien claro que no se trata un retraso mental ni falta de inteligencia en el niño. Tampoco se trata de niños vagos ni desmotivados, sino que este trastorno puede darse en personas de cualquier nivel de inteligencia. CLAVES para entender y actuar frente al TDA-H: ¿Se da igual en los niños que en las niñas? En la población pediátrica, se identifica el TDAH más en varones que en mujeres pero se da en ambos sexos. La cuestión es que los síntomas asociados son muy diferentes entre ambos. Las niñas no suelen tener problemas de conducta y suelen acudir a consulta de Psicología o Pedagogía por presentar problemas de aprendizaje y bajo rendimiento escolar. Por el contrario, en los varones predomina el subtipo hiperactivo- Impulsivo o bien de tipo combinado (Déficit de atención e Impulsividad), subtipos que suelen ir acompañados de conducta disruptiva en el aula y falta de cumplimiento de normas en la familia. ¿Se manifiesta de la misma manera en todas las personas? No, el TDAH es un trastorno complejo, cuyos síntomas están presentes en muy distinto grado en cada persona. No existe un único TDAH, sino diferentes sujetos que padecen TDAH....

Trastornos Alimentarios

La alimentación tiene una función mediadora de las relaciones sociales, que va más allá de lo meramente nutricional, configurándose como un fenómeno complejo. Aspectos culturales marcan nuestras actitudes en relación a la comida, convirtiendo a nuestro cuerpo en un elemento de expresión de múltiples significados. Los trastornos alimentarios pueden constituirse como Anorexia Nerviosa, Bulimia u Obesidad, de comienzo en la infancia u adolescencia, con diferentes grados de afectación y gravedad. Involucran distorsiones de la imagen corporal y se acompañan de una sensación de inefectividad. El control del peso se convierte en el terreno que pone de manifiesto la autonomía y la competencia personal. Los pacientes y especialmente las familias se encuentran atrapados entre el enojo y la sobreprotección, la provocación y la culpa, la violencia y la desesperación. Los pacientes pueden desarrollar conductas restrictivas o conductas bulímicas en distintos momentos de su proceso. A través de la propia negación, las personas con trastornos alimentarios se vuelven incapaces o inefectivas en el desarrollo de una auténtica conciencia de sus necesidades y deseos, más preocupados por la experiencia ajena que por la propia. En muchas ocasiones estos cuadros coexisten con problemas de depresión o de ansiedad. Es tal la complejidad que se hace necesario el abordaje terapéutico interdisciplinar, tanto médico como psicológico. En Piscoafirma prestamos atención al paciente y a su familia. El primer paso es reconocer el problema. Tras el establecimiento de la relación terapéutica, el control de las conductas alimentarias alteradas y el abordaje de las distorsiones cognitivas, se tratan los significados asociados a la sintomatología, el afrontamiento de sentimientos, la dificultad para la individuación y el funcionamiento autónomo,...