Cuándo llevar a un niño al logopeda

Siempre que el niño se desvíe del desarrollo que se considera habitual para su edad convendría consultar con el logopeda. Sobre todo con el inicio con la lecto-escritura que es cuando el niño va a empezar a escribir tal y como pronuncia. Cada niño presenta un ritmo de crecimiento concreto y no solemos preocuparnos porque un niño empiece a caminar o hablar dos o tres meses antes o después que otros niños de su edad. No obstante, existen unos parámetros que marcarían las habilidades básicas más comunes a ciertas edades y que tienen en cuenta la posibilidad de los diferentes ritmos madurativos. Siempre que el niño se desvíe del desarrollo que se considera habitual para su edad, convendría consultar con el especialista en comunicación y lenguaje, que es el logopeda. Ya desde los primeros meses de vida, se observa en el bebé una intención comunicativa a través de diferentes gestos, sonidos y mirada. Si observamos esta falta de reacción en el bebé, conviene consultar para descartar posibles problemas de audición o de desarrollo. Entre el primer y segundo año de vida se va desarrollando el lenguaje de forma que hacia los dos años es habitual que posea un lenguaje que abarque las 20 palabras aproximadamente. Será espontáneo y no solo por imitación e implicará una comprensión verbal muy concreta. Hacia los 3 años, si al niño no se le entiende bien, no presenta fluidez en el lenguaje, agrega u omite sonidos o solo lo entienden los familiares, conviene consultar. El profesional valorará tanto la expresión como la comprensión. A partir de los 3 años se debe también atender a...